Con 80 votos, ninguno en contra, y cero abstenciones, la Asamblea Legislativa aprobó este jueves el presupuesto extraordinario que distribuye $20 millones para financiar el “Proyecto de respuesta de El Salvador ante el COVID-19”, dinero proveniente de un préstamo del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

Dicho préstamo había sido ratificado desde el 22 de junio de 2020 y es parte de los $2,000 millones que la Asamblea autorizó al Ejecutivo para enfrentar la emergencia por COVID-19.

De acuerdo al proyecto presentado por el Ministerio de Hacienda los gastos se destinarán a “suministrar equipamiento, medicamento e insumos médicos necesarios para la contención y mitigación del covid-19”. Se destinarán a los siguientes rubros:

  • Adquisiciones de bienes y servicios:. $5,205,000
  • Inversiones en activos fijos: $14,795,000

La ejecución de los fondos será responsabilidad del Ministerio de Salud y la fiscalización será efectuada por la Corte de Cuentas de la República.

Por otra parte, el jefe de la fracción de Gana, Guadalupe Vásquez, aseguró que su grupo parlamentario está listo para aprobar este préstamo y también por el presupuesto ordinario de $210 millones proveniente de los fondos del préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).