Un juez federal ha ordenado despejar la vía, clave para la exportación de grano.
Ordenan desbloquear una carretera cortada por una tribu indígena brasileña en protesta por la crisis del covid-19

Un juez federal de Brasil ha ordenado este lunes que se despeje la carretera BR-163, una vía clave para la exportación de grano desde el estado de Mato Grosso a los puertos del norte del país, según publica el medio brasileño Extra. La vía fue bloqueada ese mismo día por miembros de la tribu indígena Kayapó, que habita en el estado de Pará, en protesta por la falta de medidas de protección del Gobierno para frenar la propagación de la pandemia de coronavirus, que ya se ha cobrado la vida de varios ancianos de su comunidad.

Los Kayapó, ataviados con pintura corporal de guerreros, colocaron una barricada de neumáticos y maderas en la carretera, impidiendo el paso a camiones y otros vehículos que transportan principalmente maíz.

Las reivindicaciones de esta tribu también van dirigidas contra la renovación del Plan Básico Ambiental (PBA) y la construcción del ferrocarril de Ferrogrão, que está previsto que cruce parte del Amazonas para conectar el estado de Mato Grosso, productor de granos, con los puertos fluviales del norte, fundamentales para la exportación.

Esta comunidad argumenta que no ha sido consultada en relación a la construcción de la vía ferroviaria, según establecen los convenios internacionales sobre los derechos de los pueblos indígenas. Por su parte, el Gobierno espera licenciar las obras a comienzos de 2021 para crear una ruta más eficiente que conecte Mato Grosso con el puerto de Miritituba, que permite el transporte masivo a través del río Amazonas.

De momento, esa función la cumple la carretera BR-163 y los kayapó, que viven en las reservas indígenas adyacentes de Menkragnoti e Baú, sostienen que esta vía ha traído a sus aldeas enfermedades como el coronavirus ahora.