A pocas horas que el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, comentaba que Messi se quedaría, el argentino sostuvo una reunión con el nuevo entrenador culé, el holandés Ronald Koeman, en la que habría dicho que no ve claro su futuro, con lo que volvió a encender las alarmas.

Gran cantidad de seguidores del equipo, directiva y jugadores apuestan por la continuidad del delantero, pero el astro no piensa igual.

Al menos eso se desprende de la información que filtró la emisora catalana RAC1, que habría tenido acceso a información particular de la reunión entre el delantero y el exdefensor culé.

Según la información de este medio, Messi le dijo a Koeman que se ve más fuera que dentro del club, a donde no ve claro su futuro. Eso sí, entiende las dificultades para salir del contrato que lo ata hasta el próxima temporada.

El programa “El Barca juega a RAC1” afirma que el club no se plantea la salida, y que está tranquilo al menos por ese año más de contrato, por lo que no valora como real la posible salida.

Sin embargo, la situación no parece cómoda al menos del lado del jugador, que incluso decidió parar sus vacaciones para citarse con Koeman y platicar en persona.

El nuevo entrenador, presentado oficialmente el miércoles (lo anunciaron el martes), dijo en ese momento que “quiero saber qué piensa del Barca, qué piensa de cómo quiere seguir. Es el capitán y hay que hablar con él. Hay que tomar decisiones, pero ojalá que Messi siga muchos años aquí”, sostuvo.

Por ahora, no hay más que especulaciones, pero la realidad es que al Barcelona le saldría más provechoso, a largo plazo, vender a Messi para hacer caja ahora que tenerlo un año más y que luego se vaya a coste cero para un proyecto que estaría durante apenas una campaña más.

En medio de todo esto, se está planteando la reestructuración del equipo, encabezada con la llegada de Koeman, héroe de Wembley (anotó el gol para darle la primera Champions de su historia al Barcelona).